Isla de Madeira: Un destino ideal para Trail Runners

Egoitz Aragón

Egoitz Aragón

Guía de Montaña especialista en Trail Running

Ante tus ojos, el contraste de la aurora, un azul fluye desde el infinito del cielo que se confronta a un amarillo casi naranja, amanece en lo que parece un jardín flotante en medio del océano atlántico norte. Un paraíso terrenal para practicar trail running. También conocida con el inmejorable nombre de “la isla verde”, sí, la Isla de Madeira, ese terruño rebelde separado de Portugal continental por 1076km.

El archipiélago portugués de Madeira, región autónoma, tiene origen volcánico. Está conformado por dos islas principales: la isla de Madeira y la isla de Porto Santo. Además de otras islas más pequeñas.

Madeira: La Isla Verde

Madeira, la isla de poéticos paisajes naturales enlazados con creaciones artificiales. Es un lugar digno de explorar, de sumergirse en sus bosques y montañas o zambullirse en la autenticidad de su pueblo.

Sus calles son casi siempre pequeñas, algunas pedregosas, con una vasta oferta de negocios tradicionales. Allí se puede encontrar su artesanía de bordados con peculiares matices, tapicería y trabajos con mimbre.

También la gala multicultural de su famoso mercado de Lavradores, inaugurado en 1940 y que en la actualidad, con su calidez, colores, aromas, aunado a la vivacidad de sus vendedores, el mercado continúa siendo un lugar auténtico.

Isla de Madeira: esencia del turismo de aventura

Por ser la actividad económica predominante, el turismo es la vida de la isla. Lamentablemente, Madeira no cuenta con playas naturales aptas, por lo que han debido recurrir a crear balnearios de agua marina para los visitantes.

Balneario natural isla de Madeira

Madeira fue creada para vivir experiencias únicas, donde descubrir la naturaleza es premisa para quien la visita. Por eso es el paraíso para quienes disfrutan de los deportes como senderismo, Trail running, buceo, andar en bicicleta o bicicleta de montaña.

Durante las rutas a pie, te verás tentado a llevarte unas cuantas postales, pues las vistas que concede la isla, son deslumbrantes. Sin embargo, no solo puedes hacer rutas a pie, también los paseos en funiculares dejarán un muy buen sabor de boca.

Los picos más altos de la isla, el Ruivo y el Arieiro de 1.861 metros y 1.810 metros respectivamente.

Estos picos, caracterizados por subidas prolongadas y retadoras, pero que saldan sus deudas gracias a las vistas fascinantes, casi mágicas de sus verdes y azules, sus valles, crestas y altiplanos, además de sus riachuelos y arroyos.

Y como no, esa vastedad de nubes semejantes al más puro algodón, en la que pareciera que pudiéramos hasta saltar, que son apreciables desde lo más alto.

Corredora de montaña sobre el característico mar de nubes

Y para vivir una experiencia sensacional, también puedes subirte a los carros de cestos. Unos coches en forma de trineo, de madera y capazo, con capacidad para dos ocupantes. Son conducidos o empujados por dos ‘carristas’ vestidos de blanco. En ellos se puede descender desde Monte hasta el centro de Funchal.

Carristas bajando las calles de Funchal

Este inaudito paseo, a más de 48km/h, en un descenso desbocado por las calles, adornadas de flores y desde donde se puede apreciar la ciudad de Funchal en su máximo esplendor, tiene una duración de apenas diez minutos.

Levadas: paraíso entrecruzado de senderos y rutas

A cualquier corredor de montaña o amante del senderismo, le seduciría la idea de recorrer un lugar con 2200 km de senderos y rutas trazadas. Pero mejor aún, en un lugar con temperaturas ligeras y agradables.

Madeira es ese lugar soñado para este tipo de aventuras, gracias a su red de canales de riego o ‘levadas’, acompañadas por senderos paralelos. Creadas durante el siglo XVI para movilizar el agua desde la parte norte de la isla, hacia la parte sur, donde el clima es más seco.

El agua, (que a diferencia de la Isla de La Palma, en Madeira es abundante el agua dulce) vital para los habitantes y el desarrollo agrícola de la isla, circula atravesando sus bosques, como sangre que corre por nuestras venas.

Las ‘levadas’ supusieron una verdadera obra maestra de la ingeniería hidráulica, su construcción requirió de mucho esfuerzo. Debido a la naturaleza montañosa de la isla, las ‘levadas’ fueron talladas en las duras paredes montañosas, además demandaron la creación de túneles.

En ocasiones estos túneles suelen ser muy bajos y oscuros, por lo que, si piensas realizar una ruta, es recomendable llevar una linterna.

Las ‘levadas’ son una muestra de que es posible realizar obras en total armonía con la naturaleza. Y hoy en día, representan uno de los principales atractivos para los visitantes de la isla.

Levada con fondo otoñal

Recorrer los senderos de Madeira con toda libertad

Justamente, las levadas, son la razón principal por la que los senderos de La Isla de Madeira puede ser recorrida con plena libertad, pues, estas estructuras, al estar plenamente señalizadas resultan muy amigables para quienes deciden conocerlas, aún teniendo poca experiencia en senderismo o Trail Running.

Si tu misión es explorar la isla a través de rutas de montaña, existe una buena cantidad de recorridos, perfectamente acondicionados para el disfrute, deporte y recreación. Estos senderos son fácilmente ajustables para casi cualquier persona, y las excursiones se pueden culminar en tiempos que van desde una hora y media en adelante.

Aunque La Isla de Madeira alberga competiciones de Trail Running de gran nivel y exigencia, también es un lugar adecuado para realizar rutas de senderismo y Trail Running de aventura por cuenta propia.

Si aún te sientes un poco inseguro y no te aventuras a realizar rutas de estas características por tu cuenta, existen varias alternativas, una de ellas es la de hacerte con los servicios de un guía especializado, pero también puedes optar por organizar tu propio viaje personalizado, en el que podrás diseñar todo lo que necesites de a cuerdo a tus exigencias.

Los bosques laurisilva: Patrimonio de la Humanidad

Con predominancia esencial en la parte alta de la isla, el bosque laurisilva se encuentra principalmente hacia el lado norte de la isla. Sus bosques son húmedos, densos y especialmente hermosos, en ellos se pueden encontrar, aproximadamente, más de 70 tipos de helechos.

Madeira puede presumir de tener la mayor y mejor preservada manifestación de bosque laurisilva del mundo. Por ser uno de los entornos naturales con más diversidad de flora y de numerosas especies de fauna endémica, fue declarado por la UNESCO en 1999, como Patrimonio Natural de la Humanidad.

MIUT: Un ultra-trail con dimensión internacional

Una de las competiciones de gran nivel que se llevan a cabo en el suelo madeirense, es el MIUT (Madeira Island Ultra-Trail). Su fundación se remonta al año 2008, cuando 141 corredores aceptaron este reto, en lo que fuera también la primera carrera de montaña organizada en Madeira.

A partir del año 2013 el evento entró en el Circuito Nacional de Ultra Trail. Y también fue escogido como el Campeonato de Ultra Trail de Portugal. En el año 2015, gracias a la cifra récord de 1329 participantes provenientes de 36 países, incrementó el nivel deportivo del evento y se integró al circuito del UTWT – Ultra Trail World tour.

El encanto de las etapas del Madeira Island Ultra-Trail:

La ruta del MIUT puede dividirse en tres fases. En la primera fase, uno de los lugares más emblemáticos es ese escenario casi inverosímil, de aspecto misterioso, silencioso llamado el bosque de Tis. Una reserva de árboles prehistóricos que forma parte del Parque Natural de Madeira.

Egoitz Aragón corriendo Madeira Island Ultratrail inmerso en la noche de un misterioso bosque

La segunda fase comienza en el macizo montañoso central, seguido de la incursión en el pintoresco Valle de las monjas, una aldea apostada en el cráter de un volcán inactivo.

La tercera y última fase del Trail, comienza una vez llegados al Pico do Arieiro. Uno de los puntos de interés durante esta etapa es el Poço da Neve, una interesante estructura con forma de iglú en la que se almacenaba hielo.

Y finalmente, la ciudad de Machico, el lugar elegido para terminar con esta incomparable aventura.

¡Coge tu mochila y visita la isla de Madeira!

Madeira es un destino emocionante, con disposición genuinamente aventurera. Para llegar desde el continente europeo, debe hacerse a través de vuelos de avión, los barcos ya no cubren este destino.

El moderno Aeropuerto Internacional de Madeira Cristiano Ronaldo, está situado en el extremo noreste de la isla. Cuenta con una pista de 2781 metros de largo y capacidad para más de 3 millones de pasajeros cada año.

Por sus cualidades, Madeira es una isla con carácter propio. A diferencia de lo que se pueda pensar, que al ser una isla abundarán las playas, Madeira sorprende, justamente, porque su atractivo principal son sus montañas, trochas, rutas, miradores y cascadas.

Atrévete a conocer este oasis del atlántico, la mancha verde espera con una invitación a descubrir sus senderos

¿TE HA GUSTADO?

¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL BLOG

Manténte al día e informado de todas las novedades con los nuevos Post.

Deja un comentario

error: Content is protected !!