El Gran Salto Al Trail Running: Del Asfalto A La Montaña

Egoitz Aragón

Egoitz Aragón

Guía de Montaña especialista en Trail Running

Si algo ha quedado claro desde siempre, es que el ser humano no conoce de límites. Cada vez que conseguimos un objetivo, queremos pasar al siguiente nivel, esto es parte primordial de la autosuperación y de la satisfacción personal. El Trail Running es una demostración de ello.

Si ya eres un corredor de asfalto o simplemente te gusta realizar senderismo, quizás ya te hayas planteado la posibilidad de ir un poco más allá .

Debido a la vertiginosa popularidad que ha tenido el Trail Running en los últimos años, quizás ese encantador deporte que promete escenarios fascinantes, ya te haya tentado.

Si ya has tomado la decisión de iniciarte en el Trail Running, es probable que te inquieten algunos temores ¡no te preocupes, es completamente normal! Y aunque, ciertamente, hay que tomar algunas precauciones, te aseguro que esas inquietudes se despejarán una vez pises el sendero y comiences a correr.

Lo que atrapa del Trail Running: la conexión con la naturaleza

Hermosa vista de lago y montañas. Escenario ideal para Trail Running

La montaña tiene algo mágico que nos hace querer volver una y otra vez a ella. Esa magia, no es más que la naturaleza encantándonos a través de nuestros sentidos. Los olores y los colores que se perciben en la montaña, difícilmente podremos encontrarlo en otro entorno en el que practiquemos algún deporte.

Es que, en definitiva, el Trail Running representa el puente de conexión entre las personas y el entorno natural. Pues, propicia una conexión extraordinariamente única con la naturaleza a través del deporte. Quienes lo practicamos siempre estamos en búsqueda de oportunidades para vivir experiencias increíbles. Siempre buscando una forma más intensa de sentir la relación entre el medio natural y nuestros propios límites.

Entre otras cosas, practicar Trail Running también implica alejarse del estrés de la ciudad. De los diferentes tipos de contaminación y de las limitaciones que nos imponen los caminos de asfalto con sus demarcaciones monocromáticas y monótonas.

Podríamos enumerar una gran cantidad razones que impulsan a volver siempre a la montaña. Pero existe una, que es, en esencia, la madre de todas las motivaciones, y es que la montaña representa un verdadero refugio ante diferentes situaciones de la vida, llegando a convertirse en el escenario perfecto, tanto para discurrir tristezas, como para celebrar los más grandes logros.

Sin duda alguna, el Trail Running nos regala un verdadero cóctel de sensaciones y emociones que solo este deporte nos puede proveer.

Lo que necesitas saber antes de dar el salto al Trail Running

Hombre feliz en la cima de una montaña

No te vamos a mentir, la montaña puede ser peligrosa y es por ello que merece respeto y cautela. En consecuencia, es completamente normal sentir inseguridad a la hora de decidir dar el salto del asfalto a la montaña. No obstante, hay algunos aspectos que se pueden tomar en cuenta para que esta transición sea lo más placentera posible.

El comienzo

Toda transición requiere de una etapa de adaptación, más aún cuando se trata de migrar a un entorno poco explorado hasta el momento. Por esa razón es aconsejable que comiences con un ritmo sosegado. El comienzo no es momento para buscar tiempos o un rendimiento físico extraordinario. Por el contrario, es la ocasión propicia para decirle a tu cuerpo y a tu mente que están haciendo algo nuevo y que tiene que cambiar algunos paradigmas. Así que dales tiempo para que se acostumbren a los nuevos hábitos. Lo más importante en este momento es disfrutarlo al máximo e ir sumando kilómetros de a poco.

Otro aspecto a tomar en cuenta durante tus primeros entrenamientos, es la dificultad del terreno, recuerda que al principio deberás ir tanteando. Lo mejor es que pruebes primero tus sensaciones y habilidades en rutas más sencillas, con poco desnivel y con un sendero bien demarcado.

También es aconsejable que, en esta primera etapa de exploración, te acompañes por corredores de Trail Running un poco más experimentados, ellos tendrán mucho que aportar a tu formación como corredor de montaña.

La equipación

Como todo deporte, el Trail Running exige el uso de un equipo en específico. Hay quienes deciden usar un poco más del necesario, pero aquí te hablaremos sobre lo mínimo que requerirás para comenzar.

El calzado

No es recomendable usar las mismas zapatillas de asfalto para correr en montaña y la razón es sencilla, cada una está diseñada para entornos diferentes. Mientras que el calzado de asfalto puede ser más ligero y flexible para aportar mayor velocidad, la zapatilla de Trail Running se enfoca en características que aportan estabilidad, amortiguación y agarre en terrenos irregulares.

Hoy en día existe una gran variedad de modelos de zapatillas de Trail Running, para todos los gustos y para todos los terrenos, así que, si ya has decidido iniciarte en la montaña, no te faltarán opciones de zapatillas.

La indumentaria

Más que para lucir guapo o guapa, la indumentaria debe ser funcional. Si estamos en invierno es mejor llevar ropa que garantice el abrigo y si es época de calor, lo más recomendable es vestir prendas transpirables y frescas.

Es importante tener esto en cuenta si no queremos pasar un mal rato en la montaña. Un golpe de calor o la hipotermia son circunstancias que podemos evitar con tan solo llevar la indumentaria acorde al medio y al clima.

La hidratación y la alimentación

Si ya eres corredor de asfalto, deberías saber que estos dos elementos son de primordial importancia para garantizar una actividad deportiva satisfactoria. No obstante, en la montaña, estos elementos deben ser planificados de forma más minuciosa.

La mochila es también un aspecto que juega un papel fundamental. Es allí donde podremos guardar nuestras reservas de alimentos e hidratación. Como recomendación adicional, podrías llevar, además de la mochila, algún cinturón o riñonera en donde puedas tener algo de hidratación adicional en caso de que lo necesites.

Vale recordar que una vez nos adentremos en la montaña, será muy difícil conseguir provisiones para nuestro Trail, así que lo mejor es ir bien preparado y llevar suficiente alimento e hidratación. Actualmente existe en el mercado, una variada oferta de geles y barritas así como comida deshidratada que te pueden proveer de energía sin necesidad de llevar peso excesivo en tu mochila.

Protégete del sol

Es necesario recordar que demasiada exposición a los rayos ultravioleta o UV puede causar quemaduras solares, para evitar estos efectos es de mucha ayuda el uso del protector solar. Incluso cuando el día parece estar nublado es importante proteger nuestra piel de esta forma.

Otro de los órganos que son fuertemente afectados por el sol, mientras estamos en la montaña, es la visión. La excesiva exposición al sol podría causar incluso daños irreversibles en nuestra retina. Debido a ello es recomendable el uso de gafas de sol, pues están diseñadas para proteger a los ojos de la luz directa y molesta.

Estas son a penas unas recomendaciones a tomar en cuenta si decides comenzar a correr en montaña, sin embargo, no hay nada más certero que la propia experiencia. Una vez comiences a practicar el Trail Running, descubrirás muchas cosas que nadie te ha dicho y experimentarás sensaciones que sencillamente son indescriptibles a través de las palabras.

Lo que te puede ofrecer el Trail Running

Mujer relajada en la cima de una montaña. En conexión con la naturaleza

Los aportes que te puede ofrecer la practica de Trail Running son muy diversas, pero entre los principales podemos mencionar:

Ayuda a mejorar la estabilidad

Debido a que se corre por terrenos irregulares, nos vemos en la obligación de estar atentos siempre al sendero y a estabilizar nuestra postura cada vez que nos topemos con una irregularidad. Sin duda, esta acción repetida, repercute directamente en nuestro equilibrio, trayendo beneficios incluso para nuestra vida cotidiana.

Nos saca de la rutina

Los efectos de la rutina pueden extenderse hasta afectar nuestro desempeño diario. Cuando el cerebro se acostumbra a realizar siempre las mismas actividades y con las mismas características, se vuelve vago y por tanto se comporta de forma pasiva ante diferentes situaciones. Para mejorar este aspecto, el Trail Running puede jugar un papel importante.  Esto en consecuencia de que siempre iremos por caminos y terrenos distintos (incluso dentro de un mismo sendero pueden existir cambios abruptos), estas condiciones impulsan a que el cerebro ponga en marcha diferentes circuitos neuronales y se mantenga ejercitado constantemente.

Fortalece las relaciones sociales

Compartir aventuras es una forma excepcional de establecer lazos sociales. En la montaña podemos ser auténticos y esta transparencia facilita establecer relaciones personales realmente duraderas y de calidad. Incluso las adversidades pueden potenciar las buenas relaciones por que pone en primer plano el compañerismo y la solidaridad de cada uno de nosotros.

Nos desconecta

El ritmo de vida de hoy en día puede ser muy agitado y agobiante para la mayoría de nosotros. Sin embargo, la montaña puede funcionar como un verdadero refugio en el que nos desconectamos por completo de las preocupaciones. Respirar aire puro, alejarse del ruido de la ciudad y observar hermosos paisajes a la vez que liberamos endorfinas mientras corremos, es una verdadera experiencia extrasensorial.

¿No hemos respondido a todas tus dudas? escríbenos. Sería magnífico leerte.

¿Tu amigo aún no se atreve a dar el salto? comparte este post. Seguro le será de mucha ayuda.


¿TE HA GUSTADO?

¡COMPARTE CON TUS AMIGOS!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
SUSCRÍBETE AL BLOG

Manténte al día e informado de todas las novedades con los nuevos Post.

Deja un comentario

error: Content is protected !!